martes, 10 de diciembre de 2013

Cine Louxor

Hace unas semanas, uno de esos fríos domingos en los que apetece ir al cine, me decanté por una peli que se proyectaba en el Louxor, quería ir desde su reapertura en abril.



Se trata de una sala de cine que data del año 1921, uno de los pocos rescatados de antes de la guerra. Edificado por el arquitecto Henri Zipcy para el conde Henry Siberberg, es un claro ejemplo de la arquitectura del los años 20 con su fachada neo-egipcia, de la que toma su nombre. Magníficas techumbres y mosaicos multicolores (azul cobalto, negro y oro) realizados en la fábrica de cerámica Gentil & Bourdet de gran renombre en la época. Motivos florales, escarabajos y serpientes completan el conjunto de esta singular construcción.

Tras una fase de declive en su frecuentación, se convirtió posteriormente en club nocturno y finalmente cayó en el abandono en el que permaneció durante años. Después de diversas obras, este templo faraónico del séptimo arte se abrió de nuevo con la idea de convertirlo en lugar de actividades culturales, educativas, artísticas y patrimoniales.



Una de las salas ha sido reformada siguiendo el estilo de la original y se le ha dado el nombre del director egipcio Youssef Chahine, otra evoca con su techo estrellado las tumbas del Valle de los Reyes de Egipto y en la tercera sala, abovedada en tonos rojos, ha sido instalada un bar de estilo Art-decó.

Un deleite para una tarde cualquiera, de momento una de mis salas preferidas junto con La Pagode.



Cinéma Louxor
23 Boulevard de Clichy
75009 Paris

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.